DISTRITO PROPONE PLAN CARRETILLA A VENDEDORES AMBULANTES


Con el propósito de socializar el Plan Carretilla con los vendedores de frutas y hortalizas, que transportan diariamente alimentos en estos vehículos de tracción humana, por las calles de la ciudad, la Secretaría de Gobierno y funcionarios del Mercado Público, se reunieron este viernes con por los menos 100 carretilleros.

La propuesta realizada por el Secretario de Gobierno, Ricardo Rago Murillo, busca organizar esta actividad informal en la ciudad, que ha invadido el espacio público, genera inconvenientes en la movilidad en las principales vías del centro Histórico y otros sectores y, últimamente en los barrios, algunos se quejan del ruido producido por altoparlantes o bocinas empleadas por los vendedores para ejercer esta actividad comercial.

Desde otra perspectiva, vale la pena recordar que desde el gobierno del exalcalde Carlos Eduardo Caicedo Omar, se adelanta un proceso de ordenamiento y recuperación del Centro Histórico y el espacio público, como derecho colectivo de todos los samarios y samarios.

“En la actualidad, la ciudad ha estado expuesta a la proliferación de carretilleros, que buscan una alternativa económica para la subsistencia en la informalidad y muchos de ellos son migrantes, población flotante que llegó al ciudad, sin que contáramos con la capacidad institucional para poder ofrecerles mejores condiciones de bienestar social, un mercado laboral capaz de absorber su mano de obra y un programa direccionado por el Gobierno Nacional, con el fin de apoyar al Distrito y los demás entes territoriales de la región, que se han visto expuestos al fuerte impacto socioeconómico que significa este flujo migratorio, sin precedentes en nuestra historia y que se elevó en los últimos dos años, luego del fenómeno del desplazamiento forzado a consecuencias del conflicto armado interno que vivió el país por más de 60 años”, precisó el Secretario de Gobierno Ricardo Rago Murillo.

Y agregó que: “No obstante, fuera de la realidad social que implica este fenómeno, también debemos afrontar las múltiples situaciones derivadas de las contracciones económicas de los mercados y la desaceleración de la economía, que se ha empezado a sentir de manera más evidente en el segundo semestre de este año en toda la región y el país; aunque, en nuestra ciudad, existan indicadores altamente positivos, en lo que respecta a la inversión y el sector de los servicios, al que pertenece gran parte de nuestra actividad comercial”.

En la actualidad, el Distrito realiza un censo, para construir datos fiables y una información puntual que ahonde sobre esta situación socioeconómica que expresa de alguna manera la realidad de los sectores más vulnerables de la ciudad y con los que les debemos buscar una salida, en el marco de nuestras competencia y del marco jurídico del Distrito, como es la directriz del Alcalde Rafael Martínez.

En ese orden de ideas, con fundamento en el Decreto 182 del 1 de agosto de 2006, en su artículo 9 señala que están “terminantemente prohibidas las ventas en illas y carretillas de hortalizas, flores, frutas y similares en el Centro Histórico de la ciudad, las ventas sorprendidas en esta situación serán puestas a disposición de la inspección de policía…”.

De tal manera, que se le dio a conocer la norma y se les advirtió a todos los carretilleros, que puede ser objeto de decomiso si incumplen la ley a la que están sujetas las autoridades y que es de estricto cumplimiento; sin embargo, en otros sectores de la ciudad puede ejercer la actividad, siempre y cuando observen unas regla frente al manejo de los alimentos; además, que produzcan contaminación auditiva ni obstaculicen la movilidad.

De igual manera, ellos pueden ayudarnos a regular los precios vía oferta, es decir, si venden la producción que los campesinos y campesinas samarias traen directamente a las zona rurales y que comercializa el distrito directamente a través de la Cooperativa VERFRUSAN, que es la comercializadores de frutas y verduras resultado de un programa que adelanta la Ingeniera Isis Margarita Navarro en la UMATA, podemos generar un mecanismo de regulación de precios y que los productos lleguen a miles de familias directamente del campo a sus hogares. Así todos ganamos.

Para ello, los carretilleros deben organizarse a través de una cooperativa, portar un carné visible, el vehículo debe ser identificado con un solo color y vestir un uniformes en buenas condiciones de higiene, que le produzca confianza a las nuestras amas de casa en los diferentes barrios de la ciudad.

El Plan Carretilla, se comenzará a implementar en los próximos días cuando termine la socialización de gran parte de los vendedores ambulantes de la ciudad. De esta forma, convertimos un problema en una solución económica donde todos ganemos y de alguna forma posibilitemos el sustento y la alternativa para los más vulnerables.



Entrevista: Ricardo Rago Munillo, Secretario de Gobierno



Fotografía: ©Secretatia de Gobierno, septiembre de 2017.

No hay comentarios